Tener panza es peligroso

Tener panza no sólo se ve mal, también es peligroso.

Ya sé que me estoy llevando muchas miradas de odio y muchos ojitos hacia arriba, me vale. Tener panza no está bien, punto.

Para entender un poco, les digo que el nombre formal de la panza, es grasa visceral. La grasa visceral es esa que se concentra en el centro del cuerpo, o sea, el abdomen y que se va metiendo entre los órganos — páncreas, hígado, riñones, intestino.

La grasa visceral es diferente a la grasa que tenemos en el demás cuerpo, porque es hormonalmente activa. ¡¿Qué, qué?! (1)

Yes. Niveles altos de esta grasa se asocian con muchos problemas médicos, como por ejemplo: síndrome metabólico, enfermedades cardiovasculares y algunos cánceres como de próstata, mama y colon.

La grasa visceral eleva el colesterol malo, disminuye el bueno y ocasiona resistencia a la insulina. Esto puede ser porque al estar rodeando los órganos, también rodea las venas y arterias que transportan sangre hacia ellos. Entonces, es más fácil que se liberen sus sustancias malignas (ácidos grasos libres, factores pro inflamatorios) hacia el torrente sanguíneo (2).

¿Cómo saber si tengo demasiada grasa visceral?

Hay varios métodos, desde los más sofisticados como la resonancia magnética, o el DEXA, hasta los más simples como medir la cintura con una cinta métrica.

Si quieren hacerlo en este instante, les explico:

  1. Consigan una cinta métrica
  2. Quítense la playera, camisa, vestido
  3. Midan la circunferencia abdominal a la altura del ombligo

Resultados:

Hay muchos parámetros diferentes que dependen de instancias diferentes. La American Heart Association dice que las mujeres no debemos tener más de 88 cm, y que los hombres no más de 102 cm. La Federación Internacional de Diabetes es más estricta, hombres no más de 90 cm y mujeres no más de 80 cm (4).

Pero, hay un índice aún más exacto: el Índice de Obesidad Central.

Éste usa la circunferencia de la cintura y la altura. A mí parecer, es mejor idea porque no todos medimos lo mismo y por lo tanto, no todas las panzas deben ser medidas de la misma forma (5).

Este índice se puede saber muy fácil.

La circunferencia de la cintura NO debe ser más de la mitad de nuestra estatura.

Por ejemplo, yo mido 164 cm, mi abdomen debe ser menor a 82 cm.

Y bueno, no todo está perdido.

La buena noticia es que siempre podemos bajar la panza. ¿Cómo? Adivinen.

Sí. Con dieta — moderando las porciones, dejando de tomar tanto alcohol, eliminando los azúcares y dejando de atascarnos. Con ejercicio — mientras más intenso, mejor (3).

Tengo muchos pacientes que en cuestión de semanas, se deshacen de ese exceso de grasa. Claro que se ponen las pilas, pero todo vale la pena.

Entonces, hagamos todo por vivir el más tiempo posible…  sanos.

F

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s